Conservación, cifras de irrealidad

¿A la gente y a los gobiernos les preocupa toda la riqueza natural?  Tal parece que no…

Mario A. Sandoval Molina

sandoval.m@hotmail.com

Hemos escuchado hasta el cansancio que México es muy rico en biodiversidad, que somos el quinto país con mayor número de especies de plantas, mamíferos, anfibios, aves y reptiles, que somos un país muy rico, pero ¿a la gente y a los gobiernos les preocupa toda la riqueza natural?  Tal parece que no, pues lo que en realidad importa entre la burocracia son los números con los que inflan su carrera y no son más que cifras alejadas de la realidad. Actualmente se tiene el registro que de las 108,519 especies descritas en México, 2,556 están en riesgo, de acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) y las cifras aumentan mientras no se tenga la consciencia de conservación. En una reciente visita al supuesto “Parque Nacional Molino de Flores”, en Texcoco, México; la hipocresía y la irresponsabilidad se ven en su máxima expresión en un lugar donde se supone que debiera ser un lugar conservado,  hay basura por todos lados y ríos de aguas grises, y ¿dónde están los recursos para recuperar este parque? ¿dónde está la belleza de este lugar?

6793709724_6e3a77649d_z
Nevado de Toluca. Fotografía: Ana Paula Tello

No son más que cifras porque la conservación en México es una tarea ardua ante la desinformación y los pseudoecologistas. Y es que en todos, o casi todos los Parques Nacionales o Áreas Naturales Protegidas es un problema constante la deforestación, la extracción ilegal de especies con fines comerciales, la apropiación de la tierra por adinerados, la contaminación ocasionada con la minería y más recientemente con la aprobación del uso del Fracking para extraer hidrocarburos en que se autoriza la entrada a transnacionales a explotar nuestros recursos.

Entonces habrá que preguntarse si de verdad hay una preocupación por el mal llamado “medio ambiente” o solo sirve para enriquecer a las grandes constructoras y empresas para fragmentar los hábitats naturales, pues tal parece que la conservación es una tarea mal pagada y poco importante para nuestros gobiernos “empeñados en el progreso de la honorable Nación Mexicana”.

De a mis Contemporáneos, Primavera 2015.

*Mario A. Sandoval Molina: Biólogo egresado de la UAEMex, actualmente se dedica a descubrir la interacción animal-planta, el origen de la vida, la muerte y uno que otro bicho que se cruza por su camino. Cree que la divulgación de la ciencia es vital para el pensamiento humano, tan ignorante de su propia esencia biológica en pleno siglo XXI. Nacido en Toluca pero aún desconoce su origen pues no ha descubierto la forma de rastrear los átomos de las nebulosas. Su historia también se confunde con la del universo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s